Reptiles. Gecko Leopardo

MVZ. Gretel Tovar

Gecko Leopardo

Los geckos leopardo son reptiles terrestres que tienen actividad de noche. Son originarios de zonas áridas y montañas desérticas de Asia incluyendo Afganistán, Paquistán, Iraq, Irán y noroeste de la India.

Este tipo de lagartijas son las más largas dentro del grupo de los geckos alcanzando a medir alrededor de los 20 cm de longitud. Existen en una variedad de colores, la mayoría son amarillos  con puntos cafés. Su piel está cubierta por tubérculos grandes y tienen  una cola larga y gorda en donde guardan grasa y agua, similar a la función de la joroba de los camellos. Son animales muy longevos, llegan a vivir más de 20 años.

Difieren con otros geckos ya que presentan párpados y no tienen laminillas adhesivas en sus patas por lo que no pueden subir  muros verticales.  Los machos son más grandes que las hembras y puede identificarse por los poros femorales prominentes. Se pueden albergar varias hembras juntas o un macho con varias hembras. Nunca se deben mantener 2 machos juntos porque pelean. Si se adquieren un macho y una hembra juveniles pensando en que vivan en el mismo terrario, es necesario mantenerlos por separado hasta que ambos  alcancen un peso de 45g. Esto es debido a que las hembras crecen más lento que los machos y una diferencia grande de tamaños provocará que haya peleas por alimento y territorio.

Este animalito puede ser muy dócil si se maneja frecuentemente. Se debe tener cuidado con su cola ya que puede perderla fácilmente como mecanismo de defensa. Si la pierde se vuelve vulnerable a infecciones hasta que vuelve a crecer una nueva cola que nunca será tan bonita como la original.

En cautiverio se debe llevar control de la temperatura y humedad. Como casa se puede tener un acuario de gran longitud ya que son animales terrestres que caminan mucho durante la noche. Un tamaño de 90 x 70 x 35 cm. puede albergar hasta 3 geckos, siempre y cuando no haya más de un macho adulto.

Como sustrato se puede utilizar periódico, toallas de papel o pasto artificial. Se debe evitar el uso de arena, corteza, viruta o grava para acuario, ya que pueden provocar impactaciones si son ingeridos.  Además, se pueden colocar rocas y troncos para adornar y para proveer al reptil de lugares en donde esconderse y ejercitarse.  Debe colocarse una caja para cada uno de los geckos que habiten el terrario. Esta caja la utilizarán para dormir o como escondite en caso de que existan peleas.

La limpieza total del terrario se debe hacer por completo cada 2 meses, y cada semana se debe limpiar el área sucia. La mayoría de los geckos defecan en una sola esquina, por lo que se facilita la limpieza.

Debido a que son animales nocturnos, no es necesario colocar lámparas de luz ultravioleta. De hecho, prefieren descansar en lugares oscuros y una luz intensa puede ser estresante para ellos.

Se debe mantener un gradiente de temperatura de 21°C en un lado del terrario y de 30°C en el otro extremo.  Esto puede lograrse con placas térmicas en el lado caliente.  Si es necesario se pueden colocar focos de luz infrarroja o calentadores de cerámica. Cualquier tipo de calentador debe colocarse por fuera del terrario para evitar un contacto directo que pudiera llegar a ocasionar quemaduras.  No deben usarse las rocas calientes ya que no tienen un buen control de temperatura y son comunes las quemaduras.

Para ayudar a la muda de la piel debe colocarse un recipiente con vermiculita, musgo o toallas de papel mojadas que actuará como cámara de humedad. Los geckos jóvenes mudan cada 2 a 3 semanas. Los adultos mudan 3 o 4 veces al año y por lo general se comen la piel mudada. Además  debe colocarse un plato con poca profundidad de agua que servirá de bebedero. Se debe mantener una humedad de entre el 20 y el 30%.

Los geckos leopardo son insectívoros, por lo que pueden consumir grillos, langostas, y larvas. Ocasionalmente, pueden ofrecerse zofobas, tenebrios y ratones lactantes. Es necesario ofrecer un alimento de alta calidad y alto contenido en calcio especial para insectos. De esta forma, un insecto que comió un buen alimento, es a su vez un buen alimento para tu reptil.  La frecuencia de alimentación varía dependiendo de su edad.

Al adquirir un gecko es necesario que lo tengas en observación y evalúes su peso, su comportamiento y su forma de defecar. Es importante que lo lleves con un médico veterinario para que te haga recomendaciones. Lleva una muestra de heces fresca para revisar si hay presencia de parásitos.

Si requieres mayor información u observas que tu gecko no come, produce menor cantidad de heces, tiene problemas para mudar de piel (observa bien sus dedos), está inactivo, perdiendo peso,  o cualquier otro problema, no dudes en pedir una consulta médica con nosotros.