Insectívoros. Petauro del Azúcar

 


 

Petauro del Azúcar (Sugar Glider)

MVZ. Miguel Angel de la Torre S.

Los primeros sugar glider que tuve fueron a mediados de los años noventas, poca gente los conocía y era muy agradable ver su comportamiento, así como preocuparme por conocer qué eran y qué comían, entre otras muchas preguntas que me fueron surgiendo al paso del tiempo.

Yo se que parece malinchista, pero en realidad referirme a estos simpáticos animalitos como petauros del azúcar no ayuda mucho ya que comúnmente se conocen por su nombre en inglés: Sugar Gliders.

Este pequeño marsupial, lo podemos encontrar libremente en Australia, Tasmania e Indonesia, su nombre se debe a que les agradan en gran medida los alimentos dulces. Desde el punto de vista taxonómico, son mamíferos que pertenecen a la familia Petauridae donde encontramos también a las zarigüeyas y los possums; su nombre científico es Petaurus breviceps, que significa "que anda o baila sobre una cuerda". Pertenecen a un grupo animal llamado falangeros, esto es debido a sus dedos unidos.

Características externas

Son pequeños animales que miden alrededor de 15 centímetros de largo sin contar la cola, ya que esta llega a medir otro tanto igual, son de color gris en el dorso y color café claro en la parte ventral, una pequeña línea gris oscuro o negra recorre todo el dorso, a lo largo de la columna vertebral.

La cola sirve principalmente para mantener el equilibrio, además de no ser prensil. Posee ojos y orejas grandes, estas últimas desprovistas de pelo. Tiene 5 dedos en cada pata previstos de uñas muy afiladas en forma de gancho que les permite sostenerse con precisión. Los miembros posteriores también tiene 5 dedos, sólo que uno de ellos carece de uña.

Su principal característica es una membrana de piel, cubierta de pelo llamada patagio que se extiende desde los miembros anteriores hasta los posteriores que en reposo sólo parece un borde de piel extra. Durante el planeo, este pliegue se extiende permitiéndole "flotar" en el aire.

Un macho suele pesar entre 120 y 160 gramos, mientras que las hembras pesan de 90 a 135 gramos.

Características Internas

Aunque los sugar glider se asemejen externamente a las ardillas voladoras, internamente mantienen las características típicas de un marsupial. La pelvis cuenta con dos huesos llamados epipúbicos o marsupiales, los cuales son de suma importancia para sostener su bolsa o marsupia.

Son diprotodontos, eso quiere decir que sólo tienen dos incisivos inferiores grandes que se encuentran dirigidos hacia delante.

Características generales

Estos animalitos si reconocen a su dueño, se les puede llegar a enseñar que salten de una rama al hombro cuando se les pida, si demuestran afecto y también descontento, principalmente mediante vocalizaciones y su lenguaje corporal.

Los petauros del azúcar tienen una esperanza de vida en cautividad de 12 a 15 años.

A pesar de que tienen la capacidad de morder, esta será utilizada como último recurso. Aquellos que se aproximan a su madurez sexual tienden a mordisquear, sin embargo si los sigue manejando ignorando este comportamiento, logrará que desista y lo dejara de hacer.

Su hábitat en casa

Los sugar gliders necesitan espacios amplios, no es recomendable tenerlos en jaulas que midan por debajo de 0.50 x 0.50 por 80 cm de alto, es preferible una jaula alta a una ancha, ya que presienten estar trepando. Es importante que el tejido de la jaula no permita que el animalito se salga o se atore a través de ella como sucede generalmente con jaulas caceras con malla de gallinero. Las jaulas comerciales tienen la ventaja de tener una charola plástica, con esto se facilitará la limpieza de la jaula.

Es conveniente que el hábitat esté dentro de la casa en un especio no muy transitado y libre de los rayos del sol, ya que los petauros provienen de regiones ecuatoriales, es conveniente que evite zonas frías de la casa. Su temperatura ideal es de 18 a 25 grados centígrados.

Ya que son animales nocturnos, es conveniente que estén provistos de un nido, este puede ser una pequeña caja o inclusive algunas hamacas para pájaros o hurones pueden ser utilizadas con éxito.

En la base de la jaula se puede colocar algún material absorbente como paja comprimida, no es conveniente la utilización de periódico por la toxicidad que puede generarles la tinta. Los petauros del azúcar, no pueden ser enseñados a utilizar un arenero, sin embargo, el nido rara vez será ensuciado.

Los platos y bebederos deben ubicarse en la parte alta de la jaula, casi cualquier recipiente puede ser usado como comedero, los bebederos de aves o pequeños platos pueden usarse como bebederos.

Los sugar gliders, fácilmente se entretienen con columpios, escaleras y demás juguetes para aves. También les agradan las ruedas de ejercicio para hamsters o chinchillas, es importante que esta rueda sea lisa preferentemente de PVC para evitar fracturas o que el animalito se atore entre los barrotes.

Ya en casa

Es importante que le de tiempo a su mascota exótica para adaptarse, requiere de tiempo para reconocer los nuevos olores. Nunca debe de jalarlo por la cola para sacarlo de la jaula. Es frecuente que mientras trata de agarrarlo, el sugar glider emita ciertos sonidos, tenga paciencia, recuerde que prefiere de los lugares seguros, así que la bolsa de su camisa puede ser un excelente sitio para empezar la convivencia.

Nunca debe andar por la casa sin vigilancia, son sumamente curiosos y pueden salirse por la ventana con suma facilidad o pueden lastimarse fácilmente con lámparas o con la misma estufa.

Recuerde que a su nueva mascota le encantan las plantas, así que debe considerar que algunas de ellas pueden ser dañadas o en el peor de los casos podrán ser tóxicas para el sugar glider.

Hasta que usted esté totalmente seguro del comportamiento de su mascota exótica dentro de casa, será el momento de pensar en salir, ya que a los petauros del azúcar les desagrada la luz solar directa, no es conveniente que lo saque al medio día. Ya que estos animalitos instintivamente buscan sitios altos, es importante que no se acerque a árboles o postes donde su mascota pueda trepar con facilidad.

Convivencia con otros animales

En estado libre, los petauros del azúcar son presa de aves de presa, así que los sonidos de grandes aves como loros o guacamayas pueden estresar a su mascota. Si su perro se encuentra educado, posiblemente pueda convivir con él con el tiempo.

Convivencia con niños

Esta no es una mascota para niños pequeños, si el menor ya es responsable, paciente y cuidadoso, seguramente podrá convivir con estos animalitos. Es muy importante que los niños siempre sean supervisados por los adultos.

Debe de ser cuidadoso cuando su mascota sea manipulada por extraños, aunque parezca tranquila o amigable, tu petuario del azúcar puede reaccionar agresivamente.

Alimentación

La dieta de un petauro del azúcar debe contener aproximadamente 20% de proteína. Además de su alimento balanceado que debe ser la base de su alimentación, la dieta se puede suplementar con frutas y verduras, preferentemente administradas por la noche.

No es conveniente que administre mezclas de semillas o frutas secas, ya que generalmente contienen mucha azúcar y son elevados en grasa y fósforo. Los huevos y carnes con hueso contienen poca cantidad de calcio y magnesio. También se puede variar la dieta con grillos y gusanos de harina.

La deficiencia de calcio, es el principal padecimiento que sufren estos animales, esto es debido principalmente a que ingieren dietas desequilibradas en la proporción calcio fósforo, así como la falta de vitamina D y el exceso de grasa, ya que las dietas caseras dificultan equilibrar la dieta.

Por otro lado, aquellos que no consumen suficiente fibra o ingieren comida para gato, pueden padecer estreñimiento, así como el exceso de frutos cítricos pueden producir diarrea.